Lo mejor de la protección es la detección temprana